Postboda Javier y Verónica

Postboda

Javier y Verónica

en Salamanca.

 

El día de la boda es un día muy tenso para los novios ya que están deseosos que todo salga según estaba planeado, por ello damos importancia a las postbodas. De esta forma damos rienda suelta a la espontaneidad de nuestros novios.

A Javier y a Verónica no hizo falta darles tiempo para que se soltasen delante de la cámara. Ellos tenían la completa seguridad de que sería una tarde de risas en la que se lo iban a pasar genial y lo iban a disfrutar a lo grande. Se pusieron el vestido, el traje, las Convers y nos fuimos a Salamanca, dispuestos a darlo todo. Disfrutamos de la tarde hasta el final, la noche llegó y con su llegada nos dejó sin apenas luz, pero no nos importó, sacamos partido a la impresionante Salamanca, aprovechando cada uno de sus mágicos rincones. No se podía pedir más, no lo pude disfrutar más. Gracias chicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.