Boda Mario y Cristina

Boda

Mario y Cristina

en Hacienda Zorita, Salamanca.

 

El día marcado en el calendario había llegado al fin. Todo daba comienzo en la casa de él, Mario, nervioso como todos, por la cantidad de preparativos que conlleva una boda. Pero ahí estaban su madre y su hermana para ayudarle y proporcionarle la serenidad que necesitaba. Su madre con esa mirada de admiración hacía el hijo que se casa le proporcionaba toda la seguridad que sólo una madre puede dar, y su hermana pequeña ayudándole con cada detalle le transmitía confianza y hacía que poco a poco fuese relajándose.

Cristina, eufórica en su día, el día en el que sellaría su amor con Mario, comenzaba a prepararse en su habitación. Por su puesto aquí tampoco faltaron lágrimas de emoción, junto a sus padres y sus amigas. Estas últimas compartieron con ella momentos muy bellos que liberaron tanto sonrisas como lágrimas.

Todo estaba listo en la Hacienda Zorita, Salamanca para la ceremonia civil, tan sólo faltaban ellos. Llegando al altar todos los nervios se iban disipando y daban paso a la felicidad más absoluta. Día inolvidable en el que cada momento se iba convirtiendo en un recuerdo imborrable, tan imborrable como sus sonrisas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.